Prólogo a 'Diálogos con Mahyú'  

Posted by La Maga in ,

“Los positivistas no se equivocan en aquello que ven
sino en lo que dejan de ver”
Edward J. Capestany

No existe tan sólo una realidad, sino infinitas manifestaciones; muchísimos otros planos y subplanos de realidades superpuestas. ¿Cuántas de ellas alcanzamos a percibir?

La mayoría de los seres percibimos sólo la primera; aquella más densa, manifiesta y visible en que aparentemente nos movemos: Pero existen otras y lo secretamente hermético es que se trata de realidades simultáneas: ninguna sustiyuye a la otra y la mayor tiene efecto sobre la menor. Todas son coetáneamente en este “tiempo sin tiempo”.

Sumido el Hombre en estado crepuscular (que es el esplendente alba de la consciencia), comienza a percibir la segunda realidad donde los prodigios se pruducen porque hay un desplazamiento hacia la primera y más evidente de ellas. La aproximación evolutiva a la segunda realidad es apenas un modesto avance, un menudo paso, claro está; pero siempre un paso más allá del entendimiento ordinario de la mente.

En el cenáculo racionalista, estos sucesos son instancias inmensurables (no se pueden mensurar, no derivan de la razón), pero seducen y sobrecogen y por ello, son guardadas en lo secreto.

He aquí un mensaje a descifrar: la razón –el hecho causal- que aparentemente vemos, no es la razón. La causa es otra. El efecto que sigue a la causa, en cambio, puede ser súbitamente modificado. Y así se manifiestan los prodigios que el positivismo empírico jamás alcanzará a explicar.

Todo lo verdaderamente real es Atma y lo que sostiene el ánimus es el amor. Sólo el amor nos mantiene en la Tierra y nos afirma aquí en misiones inconclusas.

Tampoco debiera creerse que estemos limitados por un solo lenguaje; pues algunos seres hablan el “segundo lenguaje” donde libremente decimos lo que no decimos, dado que no es el verbo que habla, sino el Espíritu.

Los seres escogidos de la espira; las almas refinadas por estados iluminados de supraconsciencia, entienden lo inentendible y asen lo inasible. Y callan.

El Ser abierto a otras percepciones ve todos los hilos secretos e invisibles de la eterna e infinita urdimbre de la Vida- que pocos pueden ver, ni siquiera imaginar- y que sin embargo, lo relaciona todo.

Y nosotros, los humanos, en esa urdimbre amorosa de la existencia que es este plano –hecho a veces de poca luz y mucha sombra- estamos sutilmente entrelazados. Unidos a través de hilos multiplicados geométricamente en un telar inmemorial e intangible, pero tan fuerte, que a menudo nos obliga a admitir que estamos relacionados.

Si ahora hablase al Espíritu de un ser en el segundo lenguaje, tal vez su memoria consciente no recuerde ni interprete el mensaje. Pero todo lo no dicho y aún lo expresado en secreto, girará mágica y circularmente en su pecho...
Y en otro plano de la realidad, acaso sea amorosamente aceptado.

De mi Libro “Diálogos con Mayhú”.

This entry was posted on 28 de mayo de 2009 at 7:38 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

2 comentarios

Este comentario ha sido eliminado por el autor.
28 de febrero de 2010, 13:56

Que bueno es pasar un rato agradable en compañía de sus letras... Gracias por compartir esos detalles... Saludos...

7 de abril de 2010, 20:25

Publicar un comentario