¿Cuándo una Relación es Adictiva?  

Posted by La Maga in


Este post trata de abrir un debate y aportar datos que ayuden a quienes pudieran estar atravesando una relación adictiva. Vamos a analizar algunos hábitos que nos indican cuando se es codependiente:

-Conformarse con lo que 'hay'. Las 'cláusulas' de encuentro físico o llamadas, las determina una sola de las integrantes y la otra, se allana y acepta.

-No tienes objetivos propios (trabajo, estudios, salidas con amistades, deportes) y si los hay, son postergados al instante, para estar a disposición de la otra persona.

-Se suele regalar objetos materiales cuyo costo excede el propio presupuesto. A veces son verdaderamente caros: a mayor ‘amor’ más desmesura y ningún límite.

-Dependencia del teléfono móvil, MSN encendido las 24.00 horas, quedarse 'en casa' por si llama.

-Cumples tareas de desgaste físico: la esperas por horas, realizas encargos para 'ella', cumples tareas por y exclusivamente para tu pareja. No observas reciprocidad igualitaria.

-Luego de un encuentro, te sientes fatigada o debilitada. Como si te faltasen energías.

-Discutes o para no hacerlo, luego de horas o días de disputa, invariablemente le cedes la razón.

-Te sientes molesta si un allegado te hace 'notar' que vives con pocos momentos de dicha y un sinfín de otros, depresiva.

-Celos excesivos cuando compruebas que tu pareja tiene sus tiempos propios, sus salidas (sin ti), sus prioridades no compartidas contigo.

-Ante agravios verbales, físicos o psicológicos, la protesta siempre es débil o postergada.

-Autoestima cero.

-No participas de ningún proyecto presente.

-En el sexo no hay atención a tu placer ni reciprocidad, sino egoísmo de goce unilateral por una de las partes.

Existen muchos otros ejemplos que los lectores pueden aportar: ¿Vale la pena aceptar 'cláusulas' que te perjudican y te reportan más daño que felicidad?

¿Cual es el precio a pagar por estar a disposición de otr@? ¿Perder dignidad, integridad, libertad de movimientos?

En las relaciones adictivas siempre hay dos personas, una de las cuales ejerce un 'poder omnímodo' sobre la otra, una especie de 'fascinación', un estado como 'hipnótico' donde ya no tienes voluntad propia. Tu vida dejo de ser TU VIDA: es 'ella'/ 'él'.


Allí, en ese punto de dependencia, dejas de ser.


This entry was posted on 23 de octubre de 2009 at 14:03 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

37 comentarios

Totalmente de acuerdo contigo, estimada Maga. Hay muchas relaciones de ese tipo, en las que se crea una dependencia emocional por una de las partes. Esto es un gran problema, principalmente porque el o la que va a remolque deja de lado sus aficiones, amistades, entorno, y se vuelca tanto en la otra persona que al final con toda seguridad la relación se romperá al no haber equilibrio y un amor recíproco. Besitos

23 de octubre de 2009, 15:47

estuve en ese tipo de relaciones. y la codependencia duele y mucho. por eso, ahora respeto mucho mis tiempos y exijo que mi pareja respete los de ella. no me impongo ni me dejo imponer.
pero también sé que es mucho más difícil.
salutes

23 de octubre de 2009, 16:39

como bien concluyes en tu texto... el precio a pagar es perderse a un@ mism@.

23 de octubre de 2009, 17:08
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
23 de octubre de 2009, 18:29

El poeta francés Verlaine, dijo algo así como "La independencia fue mi deseo, la dependencia mi destino"

Saludos Maga, por tu invitación a la reflexión.

(Ahora sí, si errores)

23 de octubre de 2009, 18:31

Me gusto el post. Justamente hoy, una lectora me pasó este título:"La princesa que no quería comer perdices". Se puede descargar en un pdf acá

http://www.mujeresenred.net/IMG/pdf/lacenicientaquenoqueriacomerperdices.pdf

tal vez aporte algo más al tema
un beso

23 de octubre de 2009, 18:33

Suscribo...
El resumen del final lo dice todo...
Es así, absolutamente...

23 de octubre de 2009, 22:01

pues va a resultar que no tengo adicción...qué alivio¡¡ aunque algo intoxicadilla... podría ser.. Gracias, Maga

24 de octubre de 2009, 1:13

El vínculo es co-dependiente, esto significa que ambos integrantes están enfermos y adictos uno del otro. La relación 'perseguidor-perseguido' se retroalimenta: uno sigue al otro mientras éste se aleja, pero si el que persigue abandona el vínculo, el que escapaba deja de hacerlo y empieza a buscar a quien lo perseguía.

¿Han conocido episodios de esta naturaleza?

24 de octubre de 2009, 3:30

Yo, perfectamente. ¿Diagnostico?

24 de octubre de 2009, 3:35

Dependencia Emocional: No hagas que tu felicidad dependa de cosas que no dependan de ti. Entre las cosas incluímos, obviamente, a las personas.

Por alguna extraña razón, lo elusivo, aquello que siempre se escapa, lo ambiguo y extravagante, lo extremadamente reservado y misterioso atrae como las polillas a una lámpara.

Amo la ambiguedad pero escapo de las histerias. Hay juegos (despóticos y crueles) que no merecen jugarse. El vínculo 'perseguidor-perseguido- y el de las escondidas es muy desgastante pero tentador por las promesas deshechas que vuelven a repetirse, una y otra vez.

((Un beso))

24 de octubre de 2009, 3:54

wow... clavado, hija¡¡¡ Pero difícil punto medio.. Un beso sí.. y ¿((... ... ...))?

24 de octubre de 2009, 4:07

Relaciones tremendas que mejor olvidarlas (no mucho asi no se repiten) y dejarlas pasar.
La descripción es perfecta.
Besos

24 de octubre de 2009, 7:20

Yo creo que las personas hacemos todo esto,porque estamos bajo esa potente e inexplicable droga del AMOR, por lo tanto cualquier "sacrificio" bajo el manto del amor parece bueno, pero cuando todo termina nos preguntamos " q estube para hacer todo esoo ?

24 de octubre de 2009, 8:06

Tamia, esa pregunta se formula no sólo cuando termina el vínculo, sino en plena relación y es del tenor de: -"¿Por qué hago lo que hago sin poder impedirlo?"

24 de octubre de 2009, 8:31

Realmente es un tema interesante, porque la mayoría de las veces, cuando estás dentro de una relación así, no te quieres dar cuenta de lo que realmente sucede. Afortunadamente yo nunca tuve tal grado de dependencia, aunque lo vi en ciertas personas de mi alrededor y no es nada deseable...
Es cierto que los celos aparecen en mi vida de vez en cuando, procuro no escucharlos, aunque muchas veces se me escapan...
Genial blog!
Besos y que pases un buen fin de semana!

24 de octubre de 2009, 11:36

Viví relaciones dependientes, y me perdí en el camino. Son extremadamente perjudiciales para la salud interna, perdiéndote en cada esquina y creando algo que no eres. El camino es tan duro que acabas por no saber quién eres ni quién eras antes de empezarlas.
Hay mucha gente que no puede terminar relaciones así a pesar de que las esté viviendo, para ellas es imposible ponerles un final, creyendo que lo siguiente a ese punto final es poco menos que la muerte en vida. Hasta que no buscas dentro de ti qué te mueve a buscar y tener esas relaciones, hasta que no satisfaces desde tus manos lo que esperas que otros hagan, hasta que no te regalas amor a ti misma, sigues buscando el de fuera, a cualquier precio. Dependencia emocional, pozos de hambre afectiva sin fondo... todo radica en el escaso amor a uno mismo y su consecuente búsqueda fuera...al saber que no se puede vivir sin AMOR, pero el de las mayúsculas, no el otro, el de esas relaciones, enmascarado y tortuoso, el que no puede definirse, el que no sólo está entre dos personas... no el de las pelis. El otro, el de verdad :)

24 de octubre de 2009, 11:39

Gracias Aída y Nebroa:

¿Será siempre el amor, sin excepción, un grado de mayor o menor codependencia, pero adicción a una persona, al fin y al cabo?

Muchas personas reportan haberlo vivido como parte de la relación amorosa. Lo cual me hace pensar si no es, acaso, inexorable. De serlo ¿Hasta dónde tolerarlo? ¿Tenemos fuerza y determinación para darle fin?

¿Qué constituye un vínculo en enfermo? ¿El índice de infelicidad y frustración? Parece ser uno de los círculos viciosos más difíciles de abandonar.

24 de octubre de 2009, 12:16

Buff, a ver por donde empiezo...
Si, aunq me cueste admitirlo soy adicta, pero algo especial... soy adicta en la intimidad...intento no mostrar mi punto débil, aunq la persona q realmente sabe como soy lo conoce.No hago ningún tipo de locuras ( regalos, discusiones, y decisiones relacionadas con el mundo laboral, se podrían borrar de mi texto. Adicta, pero no anulada).
La diferencia es q soy adicta a un "perseguidor-(no)perseguido"... me explico:
Se lo q siento, y el tb lo sabe.También se lo q él siente y es recíproco. Lo espero e intento estar disponible...todas ésas cosas. Cuando se acerca, más cerca estamos, noto una repentina ausencia, como si él ya estuviera lleno de mi ( yo pasivamente solo SOY y EXISTO, no insisto en ningún momento, es él q me busca y encuentra si quiere)y comienza mi síndrome de abstinencia, q es duro superar.
Una vez superado, es cuando él vuelve a mi, vuelve a buscarme y a echarme de menos, a necesitarme...comienza el ciclo.
Ésto es algo más complicado de lo q pude relatar aqui, pero es dificil resumirlo tanto, creeme maga q da para mucho.
Es imposible un equilibrio...

Una buena entrada, reflexiva dónde las haya, y con un claro entre las nubes de mi cabeza.

Lo dicho, una adicta un poco especial...
Besos

24 de octubre de 2009, 13:25

hola. Pienso que el amor nos lleva a estados de locura que no tiene ningun control. Por eso , nos hace tan adictos. Todo es poco para la persona que sientes a tu lado. Y quieres contentarla con las cosas más bonitas del mundo. Es así. Aunque cuando terminan, porque todo tiene un fin, te sientes muy abatido. Y te preocupas por que no sabes quien tuvo la culpa.

Me ha gustado tu entrada y pasaré siempre que puedad. un saludo. un buen fin de semana. chao.

24 de octubre de 2009, 13:25

El amor a veces nos hace perder el control de nosotros mismos. Es curioso pero creo que no hay nada más poderoso que eso. A veces nos anulamos en post del "otro" y eso jamás es bueno.
El amor es cosa de dos, si uno manda y el otro obedece... mala cosa.
Adicciones como mucho al chocolate xd.

Felicidades.
un beso

24 de octubre de 2009, 14:11

Bueniisimo!! me as dejado loco con ese final apoteosico, de que yegados a ese puntoi, dejamos de ser ^^

me a encantado maga ^^

pd: te recomiendo que entres en mi blog de relatos http://laspalabrasdelosarboles.blogspot.com/, a ver que te parece!! nos leemos!!

24 de octubre de 2009, 16:17

holaaaaaaaa!
gracias por tu comentario :D
que tal todo? que te cuentas?
buff ... hace mil que no me pasaba por el blogspot, siento mucho contestarte tan tarde, de verdad... :(
espero que todo te vaya bien y espero recibir noticias tuyas ...

unbesooo! (:

P.D.: esta entrada me gusta mucho

24 de octubre de 2009, 19:24

La degradación verbal de la persona o las acciones del otro. Por ejemplo, si tu me regalas algo caro y de diseñador, decir "Ah, pero yo quería otra cosa."

La anulación de las características positivas de otra persona o el no escuchar o ignorar sus necesidades.

No sé hay tantas y hay tantas relaciones así. Es espantoso estar en una y ahora que no lo estoy me frustra de manera terrible ver a alguien que quiero caer en una relación así.

Gracias por la entrada.

Saludos.

25 de octubre de 2009, 2:58

da miedo llegar a dejar de ser, pero a veces se empieza una relación, y empiezas a depender del otro, no sé es complicado. Pero muy buena entrada, felicidades.
un besos

25 de octubre de 2009, 3:55

Sería interesante introducir en el debate, tres preguntas:

¿Cuándo pudiste reconocer que padecías una relación adictiva?

¿Cómo y con cuáles recursos lograste terminar definitivamente con la dependencia emocional a otra persona?

¿Fue una única experiencia o has tenido varias relaciones adictivas?

((Un beso))

25 de octubre de 2009, 4:50

yo he tenido dos relaciones de codependencia en mi vida; la primera, me duró 7 años y terminé destrozada, somatizando con un cáncer; la segunda, más reciente, sólo duró apenas dos meses, y a partir de ahí empecé a trabajar en mi interior -con ayuda psicológica-. Hoy en día sigo considerándome codependiente, de ahí que intente implicarme sólo mientras pueda controlar mis impulsos.

Muy buen artículo y muy buen blog.

25 de octubre de 2009, 5:33

Hola me ha gustado mucho este post,y me ha hecho plantearme algunas cosas...

En mi caso comparto alguno de los puntos de lo que se puede considerar una relación codependiente,esto es el "conformarme" con lo que hay, que es una relación a distancia, con encuentros mensuales y llamadas semanales.A veces me ahogo porque necesito más.
Muchas veces he intentado dar más pasos en esta relación,pero ahi aparece él con sus miedos al compromiso( sufrió un divorcio traumatico,el matrimonio le duró a penas un mes)
Entonces yo me alejo,le digo que necesito dar más pasos.Pasa el tiempo y al final acabamos juntos otra vez, hasta que se repite el circulo:
acercamiento-felicidad-quiero mas pasos-tengo miedo-distanciamiento
Esto nos ha pasado ya 2 veces en 4 años

No soy una persona depresiva,ni he dejado de lado a mis amistades,al contrario me apoyo mucho en ellas.
Pero a veces si que siento que pierdo el control,y eso no me gusta
Saludos y gracias

25 de octubre de 2009, 14:59

Bueno, puedo estar de acuerdo contigo en cosas puntuales, como lo de dejar los planes por querer estar con la pareja, pero yo conozco casos en que el dominante en la pareja son los dos. Los dos son adictos de los dos en todos los sentidos en los que dices y en más. Hasta el punto de la irritación con los demás y de perder amistades por su egoismo. Pero en fin, a mucha gente es que también les gusta estar así. Yo no, pero mucha gente sí. Saludos,

26 de octubre de 2009, 11:19

Odio las relaciones adictivas, no son relaciones...
Besos

26 de octubre de 2009, 18:56

Qué malas son esas relaciones.

26 de octubre de 2009, 22:04

Solo dependo del café ... :-)
Una adicción nada sana, por cierto.
En fin, que le voy hacer si soy como el prozac ...

Fuera de bromas, planteas una reflexión muy aguda.
Aún así te diré que he intentado siempre, No depender de nada ni de nadie.
Cuesta, porque algunos/as se convierten en adicciones irremediablemente

Besos princesa de las letras.

27 de octubre de 2009, 5:00

Pues parece un manual para tener en la mesita de noche, a tenerlo en cuenta, vamos. Yo he pasado por algunas fases de esas, y sí que es enfermizo.

Besos.

27 de octubre de 2009, 11:02

Ohhh querida Maga, cómo ha crecido tu blog... Hace un ratito que no pasaba y me gusta mucho lo que leo... En mi blog, hay un premio para vos (sin obligación de compra jaja). Cuando quieras, está allí, esperándote. Te lo doy con mucho cariño y espero, quieras recibirlo... Te mando un beso enorme...

27 de octubre de 2009, 15:33

Pero, ¿cuando se llega a esto que describes maga podemos hablar de amor? para mí no lo es. Cuando he vivido algo así hacía mucho que el amor había salido por la ventana pero ninguna de las dos personas fuimos valientes para reconocerlo y dar el paso de dejarnos. Es puro conformismo, cuando cualquiera te sirve para llenar tu vacío. No crea que sea amor y así lo he sentido cuando tras dejar una relación así no me queda nada de ella. La inseguridad, el miedo a estar solos... creo que son causas que nos pueden llevar a este tipo de relaciones, pero sin que la base de ella sea el amor. Un beso maga, magnífica como siempre

28 de octubre de 2009, 1:53

yo creo que la libertad debe incluir la de ser adicto a algo o a alguien sin sentirse por ello intranquilo ni culpable

3 de noviembre de 2009, 11:42

Yo tengo muchas dudas con respecto a este tema, mi madre y hermana dicen que ya no hago otras cosas que no tengan que ver con ella, pero yo no lo creo digo acepto que he dejado de hacer varias cosas pero no creo que sea tan "grave" los primeros meses ella no tenía a nadie ni nada, pues por su lado creo que su "amiga" la dejo y siempre estube ahi para ella creo y ahora lo entiendo intentando llenar ese vacio que ella sentia, fui perdiendo poco a poco la relacion que tenia con otras personas por seguir llenando el tiempo que ella tenía, y ahora que se arreglo con ella me siento desplazada, y soy super celosa no quiero que salga con nadie más que no sea yo como un día yo lo hize con ella.
Los otros puntos.
nunca me conformo yo lo dije con el "poco" tiempo y de hexo eso causa muchos disgustos y peleas pues yo no voy a ser solo unos minutos para ella.
Ahora ya empiezo a hacer otras cosas con mi tiempo pues antes era solo ella, y por ella deje de ir a bailar y asistir a diferentes lugares, por lo que cuando se acabo todo para mi no sabia que hacer, h medio superado eso.
je el sexo es bueno tanto para ella como para mi.
Ella me cela mucho más que yo.
despues de un encuentro me siento como con las pilas al cien.
mmm el cel... ahm no es muxio ahora, trato de no subir corriendo x el cuando me llega un msj y antes nisiquera lo dejaba, bueno no era necesario nos veiamos todo el dia y llegando msn.
Por lo regular en las peleas nadie gana yo hago mi berrinche ella habla a mi parecer logicamente, no estoy deacuerdo pero aveces parece ser lo mejor, y lo olvidamos pues la mayoria de las veces es algo tonto, o celos.
Ahora y con un cilco nuevo q empezara tengo varios proyectos solo mios.
Creo que intente comprar cosas no muy caras pero ella no lo hacia, asi que regrese a las "manualidades".
Si la suelo esperar es muy impuntual solo que ahora es x ejemplo en mi ksa, y yo sigo haciendo mis cosas pues ya es moelsto estas ksi ksi en la puerta.
Ella no me ofende y cuando lo hace mi enojo se lo hagpo saber y ela se disculpa.


Creo que no soy codependiente, aunque quiza si, no esoty segura pero siento que ella igual a mi solo que en diferentes cosas.

Me gustaria leer mas sobre como salir de la codependencia sin perder a la persona.
:D

Y acerca de la libertad creo q necesitamos tener nuestros mundos solo que me moelsta cuando ella sale ci no es conmigo no se como dejar de hacerlo.

16 de enero de 2011, 19:50

Publicar un comentario