¿Equilibrio o los Extremos?  

Posted by La Maga in


Encontramos dos (quedémonos en sólo dos, por el momento) tipos de personas y relaciones.

Las que viven en los extremos, sintiendo el amor más inauditamente desmesurado para recaer, luego, en el odio sin escalas (o el desamor indiferente). Así de abrupto todo. Y hay otras, que buscan el camino del 'centro'... estas suelen ser más pausadas, más tranquilamente equitativas con sus sentimientos. Más reflexivas en el sentir y el actuar, sin duda, personas introspectivas y algo menos impulsivas.

Creo que hay una tercer y hasta cuarta 'categoría' de mujeres: las que aspiran a ese equilibrio pero dudan, en el fondo, si alcanzar el objetivo no las convertiría en criaturas aburridas o menos intensas y tal vez, por qué no, menos divertidas.

En la cuarta categoría -la más numerosa si no me equivoco- están casi todas las que quieren (SER) pero no pueden... porque los altibajos humanos las tornan cambiantes o impredecibles, no sólo para sus parejas, sino aún y lo que es más importante, para sí mismas.

¿Apasionadísim@? ¿Eres una persona de temperamento 'equilibrado'? ¿O te ajustas a cada momento y al vaivén de tus olas emocionales?"



This entry was posted on 19 de octubre de 2009 at 4:52 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

35 comentarios

¿Por qué etiquetarnos...? Simplemente vivir, Sentir el Amor, cada uno a su manera, encontrará su forma de amar. :) Siempre que te leo, me haces reflexionar, Gracias por compartirlo. Un saludo!:)

19 de octubre de 2009, 6:03

me encanto, son hermosas las imagenes y todo el contenido de este espacio

un besoo!

19 de octubre de 2009, 6:27

Yo desgraciadamente siempre que he empezado en los extremos he acabado en el centro y no me gusta,todo hasta la locura o nada...

19 de octubre de 2009, 8:04

Todo va encaminado hacía la misma vertiente. Más tarde, más temprano... pero todo acaba esfumándose. Todo depende de la esencia que ponga cada uno, pero nada dura eternamente. "Para siempre me parece mucho tiempo"

19 de octubre de 2009, 8:26

Hola, Maga. Yo siempre me he dejado llevar por el vaivén de mis emociones, mis sentimientos, y la verdad, aunque he tenido algún disgustillo que otro, no cambiaría mi carácter por nada del mundo, porque a buen seguro las personas más equilibradas en cuanto a emociones no llegan a sentir lo que he sentido yo en la vida. Es cuestión de gustos, pero prefiero ser visceral y apasionado. Muchos besos

19 de octubre de 2009, 8:48

Yo soy de las primeras. Siempre, apasionadísima. Me encanta vivir tan intensamente. Supongo que ser de esta clase también se complementa con ser equilibrada, que el ir y venir de un extremo al otro no es más que una búsqueda (muy personal) de hallar un equilibrio.

19 de octubre de 2009, 10:15

PD: me encantan las imágenes que subís :)

19 de octubre de 2009, 10:17

Demasiasado impulsiva,,,esto es bueno pero a veces todo sale mal

19 de octubre de 2009, 10:58

Era ta impulsiva, tan regida por mis emociones que no caí en la cuenta de que el otro extremo, el de la caída, o el del dolor, no me gustaba nada. Me dolía tanto que frené mis impulsos para acercarme al equilibrio. Echo de menos las pasiones alborotadas, pero para conseguir protegerme, ahora cabalgo más cerca del centro que nunca. No sé si cuando otras cosas se equilibren en mí, volveré a dar rienda suelta, aunque en modo distinto, a ese trozo llamado impulsividad...Porque esto, como no, sólo es el presente y pienso seguir descubriéndome cada día...

19 de octubre de 2009, 11:39

Fátima: No creo que se trate de etiquetarnos, sino de autoconocernos un poco más allá de las creencias que tenemos sobre nosotros mismos. ¿Somos lo que creemos que somos?

Manucita: Siempre intento que las imágenes sean lo más plásticas y estéticas posibles. Me gusta mucho la fotografía, el dibujo y la pintura. Es un buen ejercicio relacionarlo en forma dinámica con la narrativa. ¡Gracias!

Delgaducho: Hay un encanto irresistible en caminar haciendo equilibrio -o perderlo- por el filo de la cornisa.

Elektra: ¿Y en cuál de las cuatro posibles clasificaciones te ubicarías?

Félix: Concuerdo contigo. Vivir en los extremos posibilitó experiencias que de otra forma, con la cordura de la sensatez y la moderación, jamás hubiese experimentado ¿Nos hará, acaso, más sabios y conocedores de la naturaleza humana?

La otra Maga: Creo que me apunto, al igual que Felix y tú, a vivir con intensidades graduales. Los psicoterapeutas recomiendan morigerar la intensidad. Es curioso, pero haber sido una mujer excesivamente apasionada no me convirtió en una persona explosiva, sino reflexiva. Acentuó mucho más mi esencia.

Tamia: ¿Es el apasionamiento una impulsividad arrolladora? ¿Se puede ser pasional y al mismo tiempo, tener la destreza de controlar las emociones? ¿Provoca miedo el auto-descontrol?.

Nebroa: Noto una cierta melancólica añoranza por ese pasado lleno de vértigo ¿Me equivoco?

Un beso con más interrogantes.

19 de octubre de 2009, 11:45

Soy de las que vivo al vaivén de mis olas emocionales, pero admito mi intensidad y ser apasionada... tengo que admitirlo, además me gusta la complicidad, la comunicación, la ternura y el mimo, los detalles y los juegos emocionales recíprocos... pero eso depende de cada persona, no siempre hay ajustes... :(

Besos y abrazos.

19 de octubre de 2009, 12:18

es todo tan relativo...

para l@s que quieran SER y no pueden..
recordemos que, querer es poder!

me gustó, me ha hecho pensar.


un muxu

19 de octubre de 2009, 15:19

No te equivocas maga, hay melancolía porque no quise dejar el lado 'bueno', aun teniendo que protegerme del 'malo'. Intento aceptar ambos, porque no hay alegría sin tristeza, en todo hay dualidad, y yo sólo me quedé con un lado de la moneda. Mientras acepto y tolero el lado sombrío, ando un poco parada. Pero como te digo, confío en mi capacidad para remontar. Y volver a encontrarme, entre vértigos, pero sin mareos que me debiliten. Segura de ser como soy, y no dudándolo a cada instante...

19 de octubre de 2009, 15:27

Mágnífico!! cada día de mi vida me digo a mi misma si habré nacido así tan vehemente, tan pasional.. o si lo habré buscado. Tengo una amiga íntima que es tranquila, suave y todo lo siente hasta cierto punto. Me cuesta comprender su sentir.
Pero es la realidad, me puedo elevar a las más altas cotas del cielo, y bajar a los infiernos en una tragedia sin límites.

Intensa seré mientras viva y cargaré a las espladas con esa delicia que cuando vuelo.. ay cuando vuelo, nadie llega tan alto.


Un lujo pararme en tu rincón a reflexionar un pedacito de rato.

Abrazos!

19 de octubre de 2009, 17:15

bueno, yo creo que soy apasionado. Me gusta dejarme llevar por lo que siento, y a veces peco de ser un pastelazo xd. Pero creo que es bueno dejarse llevar por lo que se siente en ese momento, porque eso no se vuelve a repetir.
es decir... la intensidad del amor, aunque ese amor perdure, va cambiando en su forma de "sentir", según el tiempo y tu forma de relacionarse..

Un besazo.

20 de octubre de 2009, 0:40

Yo soy apasionada en el sentir pero moderada a la hora de actuar. Tal vez lo recomendable sería justo al contrario, no lo sé... Supongo que son cosas que no siempre se pueden cambiar...
Un beso

20 de octubre de 2009, 1:39

Natalia: Vivir según el ritmo de tus olas emocionales hace que te muevas como un péndulo: lo mismo que te conduce a la exaltación luego te lleva a la tristeza. ¿Habrá otra forma de vivir?

Nork: Dices que querer es poder y no siempre es tan así. Esa postura se llama voluntarismo sin embargo hay hechos trascendentales que no dependen de nuestra voluntad: amar y no ser correspondido es uno de ellos y hay que estar preparada acallarla voluntad (de ser amados) y aceptar un 'no' por respuesta. Todo sin caer en angustia y manteniendo ecuanimidad para aceptarlo y seguir adelante.

Nebroa: Uno se aferra al pasado de una relación (o no admite acabarla en el presente) porque no deja soltar, precisamente, los haberes aunque el debe duele mucho. Todo lo bueno de una relación que nos desgasta o hace daño, se magnifica. O quizás pese mucho en la balanza a la hora de aceptar una separación o de plantearla. Lo importante es comprender que hay priorizar nuestra integridad y dignidad como personas y no permitir que prospere aquello que nos corroe y destruye lentamente, aunque el dolor provenga de una persona amada.

Carmen: Se nota en tus expresiones esa energía y tu vehemencia. Se aplicaría lo que ya dijimos, sobre las oscilaciones pendulares, pero intuyo en ti una tendencia a dejar rápidamente atrás el pasado si este es penoso: la fuerza de la vehemencia te eyecta hacia adelante ¿me equivoco?

Sueño: La intensidad cambia por grados y el tiempo nos da una perspectiva de calma. Sin embargo, a veces me pregunto como sería la vida experimentada desde el justo medio. Exijo a las personas calmadas y pausadas un poco más de actividad pero admiro su aptitud para no dejarse quebrar por los acontecimientos. Vamos aprendiendo quizá, a ser intensos, cuando la otra persona lo amerita.

Aida: Ser apasionada en el sentir y moderada al actuar requiere un gran dominio de sí mismo. Es interesante lo que propones, a la inversa: ¿Cómo se experimentarían las emociones si somos moderados en el sentir y apasionados en el actuar? ¿No faltaría acaso un móvil para la acción?

((Un beso))

20 de octubre de 2009, 3:06

Contestando a la pregunta te diré que empiezo fuerte, sin preguntas, girando por fuera tanto como por dentro. Después me intentan llevar por el camino del medio, y no. Peleo por mantenerme en la primera categoría pero ante la tranquilidad y el tedio me surgen dudas de "querer pero no ser" Y entonces... llega el fin. Si descubro una quinta categoría te lo contaré.

Un beso.

20 de octubre de 2009, 9:39

Ya paro de comentar!!! pero antes decirte que en mis quehaceres internos no hay una relación que despedir, no es eso. Es más 'abierto', vamos, para hablarlo largo y tendido, y se nos iría del tema de la entrada. Fui impetuosa, espero volver a dejar volar esa parte, pero después de haberme situado un poco más en el centro de mí misma...
Y que gracias...sigo aquí :)

20 de octubre de 2009, 10:06

apasionada, cambia mi forma de sentir...a veces quiero pero no puedo, no me atrevo...
muy buena entrada como siempre genial!
un beso

20 de octubre de 2009, 14:44

Creo que me hallo en todas las categorías.

20 de octubre de 2009, 20:52

Quizas tengo un poco de todo... y no por querer ser y no poder, más bien por CREER. Suelo ser bastante equilibrada y tranquila,racional se podría decir (o asi lo era hasta hace relativamente poco) pero no voy a negar q he caído en las manos de la pasión más descontrolada y visceral. Somos algo dinámico, inclasificables si nos guiamos por todo lo q sentimos, y únicas por cada una de esas partes del todo.

Mi primera parada aqui, q no será la última.

21 de octubre de 2009, 6:28

Desde la punta de donde me encuentro (y donde seguramente no volveré) saludo tus hermosas letras.

21 de octubre de 2009, 13:25

Yo creo que la sociedad hoy en día en general tiende a ponerse en el centro de todo: amor, trabajo, política, etc. EN el amor el centro es, a mi entender, aburrdido. Pero personalmente para el interés de cada uno, puede ser divertido. Pues sí, eso de ser libres y hacer cada uno lo que quiera, se lleva bien....pero una cosa es libertad y otra libertinaje....o eso creo yo. Gracias por tu visita, eres muy amable. Saludos

22 de octubre de 2009, 4:16

Uffffff

Difícil me lo pones, la razón impera más que el corazón, pero claro también depende de las situaciones.
Equilibrio.

Besos mi niña

22 de octubre de 2009, 4:30

Elektra: Me encanta tu derrotero... me parece una espiral que retorna circular hacia tu esencia.

Nebroa: Tendremos tiempo para conocer esa impetuosidad luego de retornar a un centro recuperado de equilibrio. Pero sólo por tomar aliento.

Vengelisa: Aquello que no nos atrevemos nos mantiene capturados. Lo ambiguo lejano cautiva siempre, indefectiblemente y nos invita a tomarlo. ¿Cuánto más demoraremos?

Antoñito: Usted se lo merece.

Silencio: Equilibrio y centro...un poco para ahondar luego en los incitantes extremos que nos convocan con curiosidad vital.

Dintel: Todas las categorías...¿sólo por momentos que son coetáneos o superpuestos?

Soul: Me gustan las personas que se autoindagan y encuentran esa inclasificabilidad...aunque lo aparente se haga evidente como primera realidad ¿cuántas otras están esperando su turno para ser nosotros mismos?

1600 Producciones: Desde el punto en que estás y el mío, coincidimos en algo que nos nutre: el intento de belleza.

((Mas besos en orden caprichoso))

22 de octubre de 2009, 4:45

hola somos TIPEX y LINSAY, y nos gustaría que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creación de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se harán comentarios en referencia a tu manera de escribir, las reglas las encontraras en una de las entradas.
Te esperamos en http://corazonsimple.blogspot.com/
Un saludo.

22 de octubre de 2009, 8:10

Quisiera preguntarle a mis amigos si conocen la razón de la invisibilidad de los avatares. Me tiene intrigada desde la Entrada anterior. Al parecer, sólo son visibles hasta el 5to. comentario.

Si alguien sabe como subsanarlo y desea responderme estaré muy agradecida.

((Besos))

22 de octubre de 2009, 8:34

Creo que todo tiene un momento. A veces pertenezco a una categoría, en ocasiones a otra. Si uno es capaz de encajonarse en una de ellas ha encontrado el equilibrio igualmente. Prefiero que tanto mi pareja como yo nos movamos de una categoría a otra, hacer cada día distinto al anterior, eso mantiene viva nuestra relación. Un beso maga, no puedo explicar con palabras cuánto me gusta leerte. Adoro la literatura, pero soy incapaz de crearla, qué le vamos a hacer

23 de octubre de 2009, 3:30

Celina:

Es muy bueno el ejercicio de pensarnos entre todos, detenernos para saber quienes somos y como sentimos. Ese dinamismo en la reflexión nos permite gozar nuestra existencia. Creo que la sabiduría se inicia en nuestro autoconocimiento más profundo.

Un beso lleno de sol.

23 de octubre de 2009, 3:43

hola, paseando por algunos blog amigos me he encontrado con el tuyo. He paseado por tus escritos y me han gustado lo que piensas y dices. Me gusta respetar a la gente, claro está que siempre que tambien me respeten. Me encanta la libertad para todo.
Me encantaria seguir paseando por tu blog, siempre que tu me lo permitas. un cordial saludo

23 de octubre de 2009, 7:33

¡Adelante PACO! ¡Eres bienvenido!

23 de octubre de 2009, 7:48

Creo q mi problema es el raciocinio, el porqué de las cosas...y consecuentemente, los dolores de cabeza al no comprender el dinamismo de los sentimientos... No todo tiene una razón q lo explique.
Por cierto, en cual estás tu?
Besos, y gracias por pasarte.

23 de octubre de 2009, 9:34

Soul:

Soy una persona de naturaleza apasionada, pero aprendí a controlar los impulsos. La reflexión, la instrospección, la mirada íntima, y el tratar de conocer los resortes y motivaciones de los otros/as me hacen ser medida o arriesgada cuando lo amerita la persona o no.

Siempre debemos ser prudentes. Volar en parapente y el júbilo del éxtasis para caer estrepitosamente, ya no es mi juego, ni deseable ni querido.

Un beso.

23 de octubre de 2009, 9:42

wuau que linda interacción hay por aqui en verda tu análisis de las personas y sus tipos de relación es increible:O
bueno yo soy una persona muy apasionada pero tb tenho mi lado fríbolo jja y hasta mis 17 vivi en "corazón es más fuerte que razón" ahora eso ha cambiado aparentemente creo jjja pues ahora razón impera ante mi tonto corazón"
saludos :D!

23 de octubre de 2009, 11:11

Publicar un comentario