Sexo Oral, el principio de la Diosa  

Posted by La Maga in , ,


Tus piernas están flexionadas, abiertas y estás tendida boca arriba. Tu amante se vuelca sobre tu cuerpo y empezó a lamer y besar tus pechos; su lengua no da tregua y poco a poco acecha tu piel hasta detenerse en tu ombligo. Desde tu abdomen expectante, ella baja por tus ingles hasta tener frente a sí, tu pubis, pero no. Ha decidido hacerte esperar un poco más...

Se arrodilla inclinándose y abriendo tus piernas, besa tus tobillos, trepa por las pantorrillas, lame el hueco de tus rodillas -tiemblas- sube por tus muslos, se detiene en tus entrepiernas. Ella escucha tu queja ronca.

El deseo la lleva con delicadeza a separar los labios mayores que antes mordisqueó suavemente invitándolos a que se abran, para mostrar el cálido y húmedo interior que ocultan. Con su lengua recorre la zona que está entre ellos y los labios menores, contorneando la entrada a tu vagina y luego rodeando tu clítoris sin decidirse a lamerlo. La sientes. Ella sube y baja, a voluntad, trazando varias veces el camino desde el clítoris hasta la vagina ejerciendo una presión intensa.

Como para indicarle donde estás, subes tu pubis con ansiedad y gimes. A estos puntos ella vuelve con insistencia y sobre todo, se detiene intensamente en tu clítoris haciéndolo vibrar, arriba y abajo, en círculos, buscando cambiar el ritmo y la tensión con que mueve su lengua.

La mujer se disuelve. Ya no eres, ya no estás. Por un momento, es el principio de la Diosa.

This entry was posted on 8 de junio de 2010 at 7:22 and is filed under , , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

10 comentarios

Yo lo llamo "efecto gaseosa", mucho menos glamuroso...¡dónde va a parar!...

8 de junio de 2010, 7:39

La ilustración del post muestra una ralación erótica entre dos mujeres que combina sexo oral con sadomasoquismo (notar el látigo en la mano de una de ellas, quien golpea las nalgas de la otra).

En el presente artículo hablamos sobre la técnica del sexo oral y en otro post, nos introduciremos en una práctica tabú: el SDM. ¿Quién no tuvo fantasías al respecto?.

Un beso.

8 de junio de 2010, 10:40

Oh. Maga. Es hermoso lo que escribes. Me hago seguidor ;) si hay un lugarcito.. un abrazo.

8 de junio de 2010, 10:48

Bienvenido Luis.

Gracias por sumarte...

Otro abrazo desde la misteriosa Buenos Aires.

8 de junio de 2010, 12:08

uff qué cosas cuentas tan descriptivas...jjaajaj
Fijate que yo pensé viendo el dibujo que lo que tenía la mujer en la mano era una caña y un pez, en alusión a la vagina.¡ Qué imaginación la mia¡

8 de junio de 2010, 12:13

¡Que diría Freud, mi querida Ico! ((O que NO diría de tu interpretación))

No estás tan equivocada, porque parece ser una varilla de junco ¿no?

Un beso...

8 de junio de 2010, 12:54

Pues anda que qué te den un latigazo ahí tiene que sentar divinamente.

8 de junio de 2010, 15:21

con el sado no me atrevo, pero el sexo oral es un placer precioso, tanto dar como recibir.

9 de junio de 2010, 15:19

Hola maga aqui tienes una nueva seguidora, me encanto este escrito y seguire leyendo poco a poco todos los demas. besos y abrazos!!!

28 de octubre de 2010, 15:42

me encanta tu escrito !!!!! wow .. me impacto muchisimo ... tienes una nueva seguidora :) exitos

2 de diciembre de 2010, 12:24

Publicar un comentario