Quirón, un amor distinto  

Posted by La Maga in

Quirón, el más pequeño de los hijos de Crono, era un centauro sabio.

El centauro, como todos sabemos, es una criatura mitológica mitad hombre y mitad caballo, la mayoría de ellos muy irascibles. Pero Quirón era distinto; un ser increíblemente perceptivo.

Cierta vez, Quirón fue herido accidentalmente por Hércules en su pierna, con una flecha envenenada.

La herida era muy dolorosa y difícil de soportar. Otros hubieran enloquecido o deseado morir en el acto. Quirón, sin embargo, no podía morir dada su condición de inmortal -hijo de un Dios-. Su dolor era eterno. No obstante, en lugar de lamentarse, buscó con discernimiento, la solución para que su sufrimiento sirviera a otros.

Cuenta el mito de Hércules se apiadó de él y buscó a Prometeo, quien, a su vez, había sido encadenado por Zeus por entregar el Fuego (del Conocimiento) a los hombres y condenado por ello a nacer y morir cada día cuando un águila devoraba su hígado, que eternamente volvía a crecer.

Este castigo duraría ad infinitum hasta que alguien tuviera piedad de él y muriera en su lugar. Quirón lo reemplazó, muriendo por él y liberando así, a Prometeo. La leyenda cuenta que posteriormente, Zeus premió a Quirón colocándolo en los cielos como una constelación, llamada Sagitario.

El centauro es un paradigma del atípico amor. Un amor 'distinto'.

Si analizamos el mito, Quirón no fue herido en cualquier parte de su cuerpo: lo fue precisamente en su pata, es decir, simbólicamente, en su parte animal-instintiva. Tuvo que alzarse sobre su parte oscura (su inconsciente) y ver, sin estar cegado por su dolor, que también le dolía el 'otro'. La 'otredad'.

Este es el significado oculto del mito: la transmutación de lo ruin, bajo y bestial en nuestra faz elevada, menos egocéntrica y más generosamente humana.

Alguien dijo: 'Sólo una Consciencia más amplia de la vida, una Consciencia más profunda de nuestro propio dolor y del dolor ajeno, nos permitirá ayudarnos a superar nuestros contratiempos y los del prójimo'.

Esta Consciencia es la que trasciende al yo e incluye a los otros.

Por momentos... ¿la tenemos?

This entry was posted on 30 de septiembre de 2009 at 6:34 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

17 comentarios

Cierto, Maga. Solo cuando nos despojamos de nuestra piel y utilizamos nuestro interior. Debemos tener asimismo empatía con nuestro prójimo. Ponernos en su lugar.Me gusto mucho.Saludos

30 de septiembre de 2009, 8:13

Félix, es acertado como lo expresas: empatía. Significa mucho más que simpatía por el otro, sino tratar de interpretar como siente y actúa. Podemos empatizar con otras personas si salimos del círculo obsesivo de nuestro propio dolor o displacer.

Un beso.

30 de septiembre de 2009, 8:39

Pero ¿de verdad podemos encontrar esta empatía?
Me gustaría creer que si, pero mi alrededor me a demostrado lo contrario...

30 de septiembre de 2009, 18:31

Creo que el Mito habla por nosotros: tenemos una mitad de bestia y la otra mitad, humana. Quirón vivía la tortura de encontarse entre ambos extremos. La única posibilidad de tracender la mitad instintiva y animal era sacrificándola. Creo que hay 'semidioses' entre nosotros, en sentido simbólico, y generalmente son individuos apartados de las masas que luchan por manifestar su Yo más elevado.

1 de octubre de 2009, 3:53

Creo, además, que no se trata de 'encontrar' en el exterior esa émpatía' sino generarla nosotros mismos desde nuestra interiordidad. Ser usinas generadoras de un amor distinto, como lo indica el título del post.

Un beso

1 de octubre de 2009, 5:05

Sentir empatia no siempre es facil...generalmente la persona que lo pone en practica acaba sufriendo el doble...
Creo que por eso la gente huye ese tema...
No se si lo he expresado bien...
Saludos.

1 de octubre de 2009, 7:46

Te has expresado bien, Virginia, pero no siempre las personas que saben comprender los sentimientos y vicisitudes ajenas sufren:

Quien ha sentido empatía por el 'otro' generalmente también tiene algo de sabiduría. Y las personas sabias no sufren, ni exageradamente los dolores (propios y ajenos) y tampoco viven con júbilo desbordado las alegrías. Son, lo que se llama, ecuánimes y mantienen equilibrio entre las dos emociones.

¿Seremos capaces?

Un beso.

1 de octubre de 2009, 10:00

soy sagitario sin remedio¡¡ un saludo Maga¡

1 de octubre de 2009, 14:24

hola Maga , la empatia es necesaria para poder entender las reacciónes del otro , y darle libertad de elegir como quiere vivir , al ponernos en el lugar del otro , nos solemos dar cuenta de que todos fallamos a alguien en un momento dado y nos gusta que comprendan e intenten entender porque emos reaccionado de esa forma .muy buena tu entrada , 21 besos llenos de cariño preciosa amiga .

2 de octubre de 2009, 16:08

Un beso a andadímelo ((la mujer Sagitario es noble y generosa, abnegada)) nos estamos leyendo.

21 GRAMOS DE ALMA, entender las reacciones (acciones a...) de aquellos que nos importan y otros que no tanto, pero ayudan a nuestra convivencia cotidiana y a enriquecer la aptitud de comprensión. Dar ocasión para que cada uno elija como quiere (o puede vivir) sin sentirnos ofendidos o agraviados. Es muy liberador.

Un beso para ambas.

3 de octubre de 2009, 3:39

Thank you for having followed me too. I write in the language inguesa not know what your language. A hug.

3 de octubre de 2009, 3:47

incluir a los otros, siempre buscar el constante equilibrio con lo que hacemos, con lo que pensamos, un saludo

3 de octubre de 2009, 6:57

Manoel...entiendo un poco tu idioma, el portugués, Un placer haberte agregado.

aguacateyfresas: Tengo un lema que aprecio mucho y dice: "Somos nosotras dos y todos los demás" ((El amor siempre debe ser inclusivo de todo cuanto nos rodea))

Un beso.

3 de octubre de 2009, 7:04

Me encantan los mitos! De chica leía muchos de ellos sin entenderlos (o haciéndolo de una forma intuitiva)

Visitaré con frecuencia el blog!

Saludos!

3 de octubre de 2009, 8:56

Querida Danhy:

Los Mitos griegos, así como los Mitos Celtas o las Fábulas de Esopo, que leíamos de niños nos dejan señales y signos inolvidables.

Con todo gusto eres bienvenida a este espacio.

((¿Ya están los tilos platenses preparándose para su estallido de aromas de noviembre y diciembre?))


¡Un beso!

3 de octubre de 2009, 9:43

¿Es un sentimiento humano o divino desear lo que no se tiene? ¿Realmente Quirón realiza el sacrificio por empatía, amor, altruismo? ¿O por egoísmo?, ya que es la única manera de eliminar el eterno dolor. Además lo hace influenciado por Hércules, que es el causante de la desgracia y necesita, quizás, reparar su falta. La mitología tiende a mostrar la polaridad de las cosas dependiendo de la interpretación que se le quiera dar. Una podría ser ésta.

9 de octubre de 2009, 6:33

rapanuy: Quirón, como semidiós, tenía la fuerza y el poder de resistir el dolor, aún el eterno. Aquí, creo yo, radica la clave. Psicológicamente el dolor insoportable es vivir entre los extremos, sabiendo que tiene mucho de hombre y mucho de instinto animal y que no alcanzaría nunca el rango de Dios. Para salvarse de este segundo suplicio no escogió morir por cualquier criatura, sino por Prometeo cuyo castigo era cruel dada la generosidad y compasión demostrada para con los Hombres. En este discernimiento, Quirón demuestra su sabiduría. Pero tu interpretación tambien es muy interesante de analizar...

((Un beso))

10 de octubre de 2009, 3:38

Publicar un comentario