Sobre el Buen Amor  

Posted by La Maga in



¿Quién pueda definir al buen amor? Tal vez, lo más trabajoso del buen amor sea: Hacer todo lo posible para que tu pareja no dependa de ti. Y sin embargo estar a su lado, siempre, física, mental, emocional y espiritualmente.

¿Difícil concebir ese amor, verdad? Aunque lo sea, vale la pena intentarlo. Una reivindicación a la libertad, la templanza, la ayuda mutua y otro antídoto contra los ‘pequeños amores’, más cercanos a las obsesiones neuróticas que a la generosidad de la pareja.

Seguramente tengan mejor prensa y mayor popularidad los ‘amores malditos’. Aquellos llenos de adrenalínicas prohibiciones. Las amantes se maldicen mutuamente a poco de conocerse y dicen ser una de la otra, la fuente de todos los males.

Mientras tanto, los amores sanos son aquellos mansamente previsibles, los confiados, los tenaces, los bien dispuestos. Siempre están allí, esperando el turno de su bonanza. ¿Son tentadores?. Lo dudo. No baten las gargantas y el pecho con la furia de las recias pasiones. No insultan, ni sacan recuento de los ‘dares’, no recriminan, ni echan en cara. Son innegociables. Creo que no sabremos reconocer a los sanos amores si no distinguimos a unos de otros. ¿Podemos sentir acaso, lo desconocido? Me temo que el término 'bueno' sea tan subjetivo como simplista e ineficaz, pero sirve para reconocerlo como diferente a la necesidad obsesiva y neurótica.

Los amores perversos suelen ser apetecibles… una parece nacer para amar el daño, la impostura, el conflicto. A menos que se reconozca el círculo vicioso del engaño y se pegue un salto cuántico hacia fuera.

Hablando de las sanidades del amor…este es un salto que se da con el conocimiento del tiempo y los años.

¿Amores torrentosos o la borrasca del mal amor?

Con el devenir de un tiempo amable en aprendizajes, aspiro a conocer, un día, vestigios de sabiduría. Transitar este camino me propone evocar los amores que han sido sanos, bellos y curativos y distinguirlos de los que sólo fueron tenaces obsesiones o mejor aún, equívocas uniones neuróticas. Leo tantas mujeres quejarse amargamente de algunos vínculos que me lleva a pensar si sabemos discernir entre una emoción y otra.

¿Qué es, para unas y para otras, entonces, el buen amor? ¿Lo has vivido y perdido? ¿No lo viviste aún y todavía lo buscas? ¿Estás preparada?


This entry was posted on 26 de septiembre de 2009 at 6:30 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

18 comentarios

Estupendo texto y magnífico blog. Que difícil es dicernir entre el buen amor y aquel nos hara daño en nuestras vidas... Saludos

26 de septiembre de 2009, 14:57

Gracias Felix...estamos en la tarea.

No creo que sea difícil: un alerta de la intuición nos advierte casi siempre, pero nos empecinamos continuar la ruta.

Estoy jugando con una frase en mi mente: Ten presente la amable máscara de la indulgencia para los que no entreveen, siquiera, que una máscara los porta a ellos.

Tal vez ayude para no mencionar el Amor en vano.

Un beso.

26 de septiembre de 2009, 15:20

Querida Maga: Soy una obsesiva de la ortografìa (y Ud. lo ha adivinado, pues jajaja). Con respecto al comentario de la fotografìa, felicidades, entonces a Ud. y a su mujer, disfruten juntas de esa càmara, retraten muchos instantes bellos, capturen al alma en distintas posiciones!!!


(Pd. me encanta su espacio!!!)

26 de septiembre de 2009, 16:18

Gracias hermosa Ana...

También disfruto enormemente de visitarte y leerte todos los días.

Un beso.

26 de septiembre de 2009, 16:48

creo que ese es el punto. el buen amor. he tenido de los perversos, de los pasionarios, de los azules y de los imposibles. y me he dado cuenta que el verdadero buen amor es el que deja ser y se deja ser. sacándole el drama a la vida. y dejando que ella discurra por los caminos por los que quiera discurrir.
salutes

27 de septiembre de 2009, 9:58

Hola Maga, gracias por tu visita a mi blog. Con tu permiso, me quedaré por aquí, además, quiero que te leamos juntas tanto mi mujer como yo. Ella me enseñó a disfrutar el buen amor, y a veces nos decimos que aunque lo nuestro se acabe, eso habremos ganado. Un besote desde Madrid. Nos leemos

27 de septiembre de 2009, 10:00

Talita:

Esto es lo que propongo, entender que el amor no tiene por que ser doloroso ni la vida trágica. El amor, creo yo, no duele, sino el desamor. Pero en la re- definición constante de lo que sí es el amor está la clave de mucho menos sufrimiento: ¿De qué hablamos cuando hablamos de amor?

Un beso.

27 de septiembre de 2009, 12:49

Hola Celina:

Saber vivir un buen amor, conservando la integridad y la independencia.

Un placer que tu mujer y tú visiten mi blog. Madrid y Buenos Aires se parecen enormemente. Tengo buenas amigas en España.

Te recomiendo una web española de gran alcance en cuyo foro escribo desde hace tres años y medio como 'Anabela' : www.kamasutralesbico.net

Un beso para ambas y nos estamos leyendo.

27 de septiembre de 2009, 12:53

Solo se conoce lo que se tiene. SI solo se tiene un amor tormentoso, se va a creer que así es el amor o que cada cual tiene lo que se merece.
Hay amores de todo y para todos los gustos y cada uno disfruta o se somete al amor que cree es el de "para toda la vida".
Pero existe una definicíón apropiada del buen amor? El buen amor es aquel poco conflictivo y aburrido? O es el apasionado y problemático?
Saludos

27 de septiembre de 2009, 14:23

Hoy me preguntaron qué es el amor, y no supe que responder, tan solo callé y di la vuelta para mirar si la lluvia se había detenido. Aún no, las gotas de lluvia continuaban empapando la copa de los árboles y mojando el rostro de unos jóvenes que estaban sentados en una pequeña banca de la avenida. No les importaba nada, más que estar juntos. A pesar de que sus abrigos escurrían por el exceso de agua, seguían abrazados, su charla parecía cobijarlos, y sus besos les hacían olvidarse del mal tiempo. Unas cuantas horas después, tal vez menos, el agua dejó de caer sobre el cabello de ella y de empapar el saco de él, simplemente se tomaron de la mano y desaparecieron entre el verde de los árboles y el ruido de los automóviles de la avenida. Si me preguntarán nuevamente qué es el amor, mi respuesta sería la misma que la primera vez, callar y mirar hacia algun lado para contemplarlo, en lugar de tratar de describirlo.

En fin...Dicen muchas cosas del amor,
desde el niño hasta el trovador.

Me gusta leerle...
Gracias por pasarse por mi hueco psicótico literato

Que tenga una grata semana

(K)muak!!!
(B)salud-os

27 de septiembre de 2009, 14:41

Me gustó mucho el post. Profundo. Punto esencial.
Pero bue.... todos son amores... ¿cómo conocer el buen amor si no se ha experimentado el que no lo es alguna vez?...
qué sé yo... a veces uno elige ir a 200 k/h... y después, con el tiempo, uno prefiere, un paseo mas tranquilo, ver el paisaje, ir más en profundo, algo que solo se siente en aguas mansas, intransferible, solo para pocos...
Eso sí... en el fondo... a mí me parece que uno siempre elige...
beso

27 de septiembre de 2009, 16:16

En mi texto original, "amor" se escribe con bastardillas. Yo no sé nada, pero a mi siempre me resultó más fácil amar en cursiva, simple y bien que parir toda esa pavada de teamo-meamás//telastimo-melastimás//melastimás-telastimo.

Discernir entre una emoción y la otra, tal vez sea una cuestión de construcción de conceptos, definir opuestos, o sólo elegir entre esto y aquello. Formar criterios es siempre la parte más dificil, y en orden lógico, es lo que debería acontecer primero. En la praxis se observa lo contrario: experimento la emoción, quiero-amo-me confundo; ahora sé que eso no era lo que yo pensaba ¿Entonces en qué estaba pensando?
En nada supongo. O estaba distraida invocando a una emoción que batiera mi garganta. Al final, el "batido" me trajo más quilombos de los que estoy dispuesta a poner en danza en este experimento. Como en un proceso inductivo, para la próxima vez, le habré de identificar (en teoría)

Saludos.

27 de septiembre de 2009, 18:35

Difícil cuestion...
Yo perfiero un amor maldito, siento que al final cada tipo de "amor"...llega hasta ese punto. y nunca terminamos por perparanos a su llegada.

Un beso!

28 de septiembre de 2009, 10:45

Maga gracias por tu linda onda de siempre, tus palabras me dieron ànimo (no es mi mejor època, viò??) Les mando un beso a vos y a Amatista...

29 de septiembre de 2009, 10:01

creo que el buen amor como lo llamás varía a través del tiempo y conforme las necesidades de cada persona y de cada pareja

lo más parecido que se me ocurre al concepto de 'bondad' es en este momento el de 'funcionalidad'

un saludo

2 de octubre de 2009, 11:23

Hace rato no recibía un bálsamo curativo con una simple lectura... gracias.

3 de octubre de 2009, 10:20
Anónimo  

es ver a traves de la necesidad o ver viendo. mas realmente, mas libremente, desde la plenitud y la confianza, o desde el miedo, desde la separación, que me parece, es lo mismo.

es no apretar al otro contra uno, pidiendo lo q me falta y dando lo q le falta, sino desplegando el propio ser y de una forma casi instintiva.
el otro no me completa, porq no es separado de mi, siempre formó parte de mi.
sin miedo a perder porq no es posible...

bueno, no se..esto es algo q pude sentir un poco, y por ahi lo vuelvo a conectar..se q esta ahi, por lo menos, q es posible....y en los grandes otros intervalos, me dedico a ser histerica y a crear desde la fantasía de la necesidad.

un abrazo, muchas gracias por lo q escribiste! me vino re bien.
rocio

1 de noviembre de 2009, 5:41

Es simple, un buen amor, llena de felicidad a las personas que integran la pareja, de lo contrario, para que estar en una relación llena de inseguridades y limitaciones, que solo destruye el mucho o poco amor que se puedan tener.

Y por supuesto, la autoestima, juega un papel muy importante,en cada relación, porque cuando hay poca o esta es inexistente, seguramente empezaran los problemas, asi que a trabajar en ella (la autoestima) para ser felices!!!

4 de agosto de 2011, 12:43

Publicar un comentario