Decálogo de la Mujer con Clase  

Posted by La Maga in ,


დ NO criticar públicamente a tu ex, jamás (tampoco a la de ella).

დ NO alabar a ninguna otra mujer cuando estás con TU mujer (mucho menos si ha sido tuya).

დ NO reclamar amor mediante súplicas (felpudos, ¡a las ferreterías!).

დ NO asfixiarla ni exprimirla (es tu mujer, no un limón).

დ NO celarla con otras (tu inseguridad es repelente).

დ NO amarla con prisa (tu elegancia brilla en los intervalos).

დ NO la hagas esperar jamás (se puntual... como la muerte).

დ NO regales una docena de rosas, basta con una (distinción, ante todo).

დ NO discutas nunca por cuestiones de dinero (una dama no cuenta los vueltos).

დ NO le hables exclusivamente de lo que te interesa, sino de lo que LE interesa.


De uno a diez, ¿cómo sientes que vas?



This entry was posted on 11 de abril de 2010 at 15:19 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

36 comentarios

Hay una persona, que me ha enseñado dos ó tres de estos puntos... (Ud. sabe... soy el río caudaloso que se desborda completamente inundando la ciudad...)

Yo no puedo calificarme a mí misma... Sería una mentira. Pero sí me gustaria que fueran así conmigo, al menos en los 5 primeros puntos... Aunque me gusta que me avancen rápidamente, los intervalos me generan la sensación de que me ignoran (cosa que odio...jajaj).

Besos...
Excelente como siempre...

12 de abril de 2010, 2:52

Ophelia.

El decálogo, por supuesto, admite más aportaciones.

La ilustración del post es un sarcasmo contra las ideas preestablecidas sobre 'clase y distinción'. Una mujer femenina y estereotipada, como el dibujo, no es garantía irrefutable de clase.

Es interesante tu observación acerca de los intervalos. Mesura no es indiferencia.

Un beso!

12 de abril de 2010, 3:36

Creo, además, que no hay que caer en adulaciones. No hay nada más fácil que adular a una mujer ególatra.

Es simple, es llano, es falso.

Por otra parte, conviene ofrecer lo que esperamos. Es fácil ser demandante, pero muy difícil ser oferente.

12 de abril de 2010, 3:51

Maga; concuerdo, claro. Aunque a veces ambas partes están interedas en actitudes o aptitudes de la otra persona que ellas mismas carecen... Quizás ésto último explique lo primero. Hay cosas que no se negocian, por supuesto, pero todo es relativo y flexible de acuerdo a las partes que integran la pareja, o no?

En mi caso particular y a grandes rasgos no soportaría la indiferencia (enseguida me cierro, me encierro y huyo), una persona que se maneje con agresividad, y que malinterprete o no se moleste en entender mis por qués o mis posturas. Por ejemplo, yo soy alguien incapaz de avanzar o tomar iniciativas amorosas. Si desde el vamos, por ejemplo, alguien me etiquetara de histérica o ególatra por eso, pensaría que tiene una visión muy pobre de las cosas y por ende, de mí misma...

Saludos...

12 de abril de 2010, 4:02

bonitas y acertadas frases...me han gustado muho ...te sigo el blog
besos
Marina

12 de abril de 2010, 4:33

¡Qué interesante debate, querida Ophelia!

Yo diría que el post apunta a "vernos" a nosotros mismos, más que al otro. ¿Cómo damos (cada persona que lee), cómo interactuamos, qué ofrecemos al otro/a?

¿Somos receptoras o dadoras? ¿Qué ha hecho que las mujeres, en general, no sepan -o encuentren difícil- "avanzar o tomar inicitivas amorosas"?

Toda nuestra cultura ha fomentado la idea que el macho debe adular, cortejar, conquistar y la mujer, pasivamente, es la "adulada", la "cortejada", la "conquistada".

Cuando le toca el turno a la mujer de conquistar a otra, simplemente, no sabe. Se acostumbró ancestralmente a recibir, no a dar. Sexualmente, también ocurre lo mismo: los heterosexuales nos preguntan "¿quién es la "activa" y quién la pasiva?", pretendiendo importar roles acostumbrados de la heterosexualidad.

Muchas mujeres lesbianas, a la hora de enamorar, asumen conductas heterosexistas. Igual sucede bajo sábanas: "Hacéme y dame". Quizás, esta sociedad machista y patriarcal las ha acostumbrado.

Un beso.

12 de abril de 2010, 4:39

((Gracias, Marina...))

12 de abril de 2010, 4:42

Creo que vamos maso...jaja.
Un 7/8 tal vez...?
Me safo con los regalos, a veces.
Y suelo ser impuntual.
Soy celosa, pero lo demuestro mucho mucho tiempo después.

¿Puedo mejorar?
¿Usted qué me dice?

Besos,

12 de abril de 2010, 5:27

Pao:

Tenemos una vida para mejorar, sobre todo, si el déficit nos hace daño. Ser celosa y ocultarlo debe demandar una enorme energía, me imagino.

Ud es una mujer muy sensible. Deje esperando a su dentista, pero a una dama, jamás.

Beso!

12 de abril de 2010, 5:48

Mmmm creo que a prueba de error, he mejorado bastante, al menos se que algunas cosas no se deben hacer!!!
Si las pongo en practica ese es otro cantar!! jajaj
Lindo post , beso

12 de abril de 2010, 5:59

Yiya.

Dificil...difícil. Todo lo bueno es raro, escaso y difìcil.

((Y doblemente deseable))

12 de abril de 2010, 6:06

un 10, sin duda, me pongo un 10.

12 de abril de 2010, 6:14

todos puntos importantes

12 de abril de 2010, 6:36

Marcela.

¡Bien por tu autoestima!

Oscuro:

Hay más. Te aseguro que hay más...

12 de abril de 2010, 6:41

9 de diez...¿cuál crees que no?

12 de abril de 2010, 7:18

En realidad, Exitus, cuando pregunté "De uno a diez ¿cómo sientes que vas?", no me refería a una autopuntuación, sino que, de los diez ítems que conforman el Decálogo, responder cuántos lograron cumplirse y, si es posible, aportar otros.

((No es una lista concluída, ni mucho menos))

Beso!

12 de abril de 2010, 9:42

joo¡ pues sí que me habia enterado yo¡¡¡ a ver pues un intento: una mujer con clase es la que no evidencia mis fracasos o mis intentos fallidos, que me espera, me respeta la pelea y me apoya... y si no gano me anima a volver a empezar, sin exigencias

12 de abril de 2010, 10:25
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
12 de abril de 2010, 10:36

Me gusta tu aporte, exitus:

"...una mujer con clase es la que no evidencia mis fracasos o mis intentos fallidos, que me espera, me respeta la pelea y me apoya... y si no gano me anima a volver a empezar, sin exigencias."

Una mujer que no sea fisgona y disimule sobriamente nuestros errores. Una mujer que no nos señale con ningún dedo admonitorio. Que no reclame en demasía y nos incentive a acentuarnos, siendo más de nosotras mismas.

Cierto...

12 de abril de 2010, 11:00

Para mí una mujer con clase no tiene que ser ansiosa ni apresurada, sobre todo, tiene que tener solvencia emocional y aplomo en sí misma.

Las mujeres 'altisonantes' y estridentes no tienen clase...d

((Hay seducción en el murmullo, no en el grito.))

12 de abril de 2010, 11:33

Aunque aún no me he licenciado en el arte de amar... más oferente que demandante. ¡Qué menos!

12 de abril de 2010, 13:16

Pero faltan algunos interesantes... por ejemplo: la mujer con clase se bebe una botella de Martini en una tarde soleada y cuando se levanta sobre sus taconazos va erguida y derechita del brazo de su acompañante sin hacer ni una S.

Besos

12 de abril de 2010, 13:50

A mí nunca me ha gustado la palabra "clase" para definir un código de elegancia excluyente. En todo caso yo usaría mucho más el término "consciencia de clase" (pero eso no tiene nada que ver en este caso).

Y refiriéndome al tema en cuestión, yo también me he impuesto normas de buena conducta a mí misma, pero porque siempre estoy buscando la opción más saludable. Lo que espero en una pareja es que nos acompañemos y que la pasemos bien y que nos mimemos más de lo que el estómago del ser humano común pueda tolerar.

Yo tengo un 10 pero no sé si cumplo con todo. Tengo 10 porque estoy bien y estoy lista para amar mucho. Creo que una realmente puede amar bien cuando aprende a amarse y a respetarse los espacios propios. Entonces no vas a permitir que esos espacios se vulneren, ni vas a vulnerar los de la pareja. Ponerse en pareja para ser celosa, tratarse mal, deprimirse, enroscarse, no coger, simbiotizar u olvidarse de los detalles, realmente no me parece que tenga ningún sentido. En todo caso, mejor sola, o acompañada de buenos amigos.

12 de abril de 2010, 14:15

muy interesante entrada, la verdad es que me ha encantado
aunque no estoy segura de cumplir varios puntos, saludos y la espero por mi blog

12 de abril de 2010, 14:51

por qué no se puede alabar a otra mujer?

está bien el último párrafo de Tortódroma...

12 de abril de 2010, 22:40

((Amatista)):

"Solvencia emocional, aplomo en sí misma, cero altisonancia, discreción"

((Alson)):

Bien por Ud. El secreto de las grandes amantes: la generosidad.

((Geisha)):

Sobriedad y equilibrio.

((Tortódroma)):

Determinación y Límites.

((Ourlive)):

Gracias. He pasado.

((Lucas Ayala)):

La respuesta es simple Lucas. Si estás con una dama es de mal gusto elogiar a otra en su presencia.

13 de abril de 2010, 2:26

Maga querida no había leido tu respuesta...

Es cierto, es cierto... Toda la razón tiene Ud... Es difícil seducir a otra mujer, yo por ejemplo no sabría cómo empezar. Lo admito, pues es cierto. Tuve una pareja que, según decía, gustaba de guiarme, gustaba de ser "la fuerte" de la relación, en definitiva yo para ella, era perfecta. Leyendo tu decálogo, me siento sólo como una criatura demandante, incapaz de dar nada... No sé... Tal vez sea cierto...

13 de abril de 2010, 7:42

Leyendo bien... Me deprimí...
Son cosas que yo espero y me enamoran de una mujer, pero yo no puedo decir nada bueno de mí misma...
Me retiro.

13 de abril de 2010, 7:48

Hermosa Ophelia:

Yo, en cambio, encuentro muchas cosas bellas en usted...

((Empezando por su sensibilidad, su compromiso social y su arte))

13 de abril de 2010, 8:31

MMMmm MMMmmm, ni tan bien como yo esperaba, ni tan mal como yo pensaba, digamos que puedo mejorar en algunos puntos. Lo que sí tengo bien claro es que no sé como enamorar a una mujer, como empezar, eso es algo que no he hecho y me angustia, me pone nerviosa y siempre pienso que me van a rechazar, entonces ni la lucha hago.
Lo que agregaría, que al menos a mi me disgusta, es una mujer mal hablada o que beba mucho, me siento avergonzada si salgo con ella y tiene esas actitudes.

13 de abril de 2010, 11:42

Maga: gracias por hablarme siempre con tanto afecto. Gracias.

13 de abril de 2010, 15:21

digamos que sería de mal gusto poner en evidencia las inseguridades de la pareja hablando de otra entonces?

13 de abril de 2010, 17:24

NO asfixiarla ni exprimirla, no es un limón, lo sabe aquella que conmigo va.. este punto esencial para mi... ni mendigar amor, a parte de esto, lo demás, más o menos prescindibles según el momento o el tiempo de relación..

13 de abril de 2010, 23:05

Yaz:

Estoy pensando escribir un post, precisamente, sobre como enamorar a una mujer, visto desde nosotras, las mujeres.

Ophelia:

Gracias por siempre estar y ser tan exquisitamente sensible...

Lucas:

No, precisamente. Prescindiendo absolutamente si ella es segura o no, una mujer es una criatura única. Hay que tratarla como tal.

Ico:

La mujer que inspira tus textos y tanta belleza narrativa, debe ser singular, como vos...

Un beso a todos...

14 de abril de 2010, 3:49

Hola Maga, siiiii pooor favoooor, no te imaginas cuanto ayudaría, no solo a mi, creo que muchas estamos en esta situación.

Besooos

15 de abril de 2010, 7:51

Yaz:

Quedate tranquila. Ya agendo el tópico para una entrada futura: ¿"Cómo enamorar a una mujer"?.

También coincido que será un aporte interesante que, con los comentarios de todas nosotras, enriquecerán el post.

15 de abril de 2010, 7:58

Publicar un comentario