Lesbianismo o el miedo a mentir  

Posted by La Maga in ,


Cuatro historias.


Julia vive dentro del closet. Nunca visibilizó sus sentimientos. Fue mujer casada (ahora, divorciada) y cumplió con todos los rituales pre-asignados: fiesta de quince con vestido vaporoso y taco aguja, casamiento antes de los treinta y noche de bodas en el Alvear Palace. Luego, llegaron los hijos. Sólo dos, familia tipo. Tipo destinada al fracaso. Mujer sola.


Natalia, en cambio, va a la Facu. Tiene 23 y aún, sin novio. No tiene tiempo. Quiere recibirse antes de los 25 y habla tres idiomas. Chica intelectual. Coartada perfecta.


De Vane… ¿quién puede sospecharlo? ¡Es tan femenina! A sólo cinco centímetros de ser una Dotto Model. La asedian una larga lista de hombres de todas las edades. Sale con todos, pero se queda con ninguno. No, por más de un mes. “¿Por qué ‘no le duran?”, pregunta la madre confundida… Vane no responde.


Celeste vive en un pueblo. No tiene amigas ni amigos. Es una chica rara. No sale nunca. Teclea todo el día en la compu.. . A nadie le habla. “Es inútil que la invites, te va a decir que no”. No al cine, no a bailar, no a tomar un trago, no a la plaza del pueblo. Solo ella y la pantalla. No es una chica ruda, sólo ensimismada.


¿Alguna de las cuatro parece lesbiana? No. Por donde las miren. El miedo a salir del armario no sólo implica pánico al rechazo social, sino un terror angustiante por haber mentido tan bien. ¿Cómo dar un giro de 180 grados ante familiares y amigos que han supuesto de nosotras, todo lo contrario? ¿Cómo decir que todo, todo, todo lo dicho fue falso? Ellas se preguntan: ¿Me rechazarán por tortillera o por haber (les) mentido todos estos años?


¿Te cuesta salir del armario? Y si saliste ¿cómo?


This entry was posted on 1 de abril de 2010 at 9:35 and is filed under , . You can follow any responses to this entry through the comments feed .

52 comentarios

Fui Nati!!!
(bah y para algunos miembros de mi familia lo sigo siendo!)
salutes

1 de abril de 2010, 10:15

Nati... la chica intelectual. Si para algunos miembros de tu familia, Talita, lo seguís siendo ¿Cómo arremetiste contra las puertas del closet?.

Un beso.

1 de abril de 2010, 10:26

((Por cierto, para las que gustan de la fotografía artística, elevé esta foto de Judy Francesconi, que integra mi colección de preferidas))

¿Cómo no salir del Armario con este bello mundo que nos espera??

1 de abril de 2010, 11:16

Fui hetero hasta los 31 (y me lo creía) nunca un novio, nunca se me ocurrió que fuera lesviana. A muchos integrantes de mi flía sí.
Pero conocí a una mujer y me enamoré. Al mes se lo dije a la flía, no fue fácil, pero tampoco la muerte.


Beso

1 de abril de 2010, 12:35

Algunas personas lo saben, y si me lo preguntan, no lo negaría

Saludos Maga! :)

1 de abril de 2010, 12:46

Si tan solo dejaramos de criticarnos, de prejuzgar de etiquetar de homosexualidad como algo anormal.
El peso que nos quitarian a much@s, seamos mas humanos plis
Besos-Nexos para Vos Maga

1 de abril de 2010, 13:01

Erica:

Es cierto. Creo que, muy intuitivamente, los padres y familiares perciben nuestra orientación sexaul. Para muchos no es una sorpresa nuestra confirmación, y otros, lamentablemente, prefieren permanecer inconscientes bajo el lema "de esto no se habla".

Sinfulmoon:

Con que algunas personas lo sepan, me parece que no alcanza. Tampoco este argumento de "si me preguntan, respondo" Yo tengo una actitud personal más comprometida que nace del activismo y la militancia: lleno formularios burocráticos con la palabra "esposa" o "pareja". Estoy, para el Estado y la sociedad, completamente fuera del closet: familia, ocupaciones, ámbitos académicos, todos los saben (y lo hice saber)

A mayor cantidad de personas que lo sepan, conocidas o no, mayor disfruto de mi libertad.

Es una gratificación inmensa. Aunque reconozco, a veces hay que atravesar un largo proceso. Para conocer este proceso, es muy interesante leer sobre otras experiencias.

Un beso...

1 de abril de 2010, 13:17

Tamia: Tienes razón, pero la tarea que NO harán los discriminadores y homofóbicos, la debemos hacer nosotras: visibilizarnos, sin miedo. Y seguir hablando, para erradicar ese miedo.

Un abrazo...

1 de abril de 2010, 13:20

Hola, yo me di cuenta en mi adolecencia pero no lo acepte, mire para otro lado, asi que creo que para mi lo mas importante fue aceptarme y ver que no me pasaba nada raro, me enamore y me di cuenta que no podia esconderlo asi que se lo conte a mi familia con 26 añicos y despues he salido cada vez mas por que me parece que lo del armario es como una cebolla jajaja tienes como un armario dentro de otro, asi que primero la familia, luego las amistad, en el trabajoy ahora con nuestro hijo, pues mas y mas gente, asi nos hacemos visibles, un hijo te saca de todos los armarios que te puedan quedar.
Besos

1 de abril de 2010, 14:00

¡Bravo Acqua!:

Casarte con una mujer (en España) y tener un hijo, es la mayor de las motivaciones para seguir visibilizándote.

Sí, es como comentas. El Closet es algo parecido a las capas de una cebolla. El núcleo es el conocimiento y aceptación de nuestros sentimientos. Luego, vendrá los cómo y los cuándo comunicarlo a quienes nos importan.

¡Un beso a la bellísima Cádiz!

1 de abril de 2010, 14:40

Maga:
El otro día me ha dado cátedra al respecto.
Con algunas diferencias en lo que describe, a la que me asemejo es a Julia.
Lo primero y fundamental es aceptarse una. Supongo que el resto llega solo. Nadie puede toda la vida ocultar las cosas que le pasan.
Besos

1 de abril de 2010, 15:31

Caro:

Confieso que al escribir este post, pensé en vos y en muchas otras mujeres que pudieran necesitar -ahora mismo- de alguien que las comprenda y las acompañe en su tránsito.

Esto es como psicoterapia. Las ideas que se proponen como probables, llevan un tiempo de asimilación.

Otro beso.

1 de abril de 2010, 16:04

Pues yo dejé de estar en el armario de la manera más natural, hablando en femenino de mi entonces pareja, no mintiendo cuando alguien me preguntaba directamente, defendiendo los derechos de gays y lesbianas, apareciendo en lugares de ambiente y nombrando las cosas que me ocurrían. Cuando me di cuenta, ya no estaba en el armario.

1 de abril de 2010, 17:21

Marcela:

Qué buen proyecto para visibilizarte. Sin tensiones interiores acumuladas, sin necesidad de recurrir antes, a la mentira o la simulación. Con naturalidad, la gente respeta a las personas auténticas y no encuentra modo de atacarlas.
Es algo que siempre pude comprobar, jamás tuve un ataque homófobo a mi vida personal.

La actitud, se percibe.

1 de abril de 2010, 22:42

controvertido tema.. ¿ Dicen los heterosexuales que lo son o ya se les asignan? ¿ Se debe decir a una madre de ochenta años que no comprenderá nunca? A cada cual elegir si desea salir o no. Para mi fue muy duro con la familia cuando era muy joven, se enteraron por una carta de amor que escribí a mi amiga.. pero no le recomiendo a nadie el sufrimiento.. cuando eres mayor ya te resbala..pero valió la pena? no lo sé..

2 de abril de 2010, 0:10

Ico:

Qué gran tema, los heterosexuales no dicen que lo son, porque sencillamente nadie piensa lo contrario de ellos.

Los padres muy adultos: aquí solamente una sabe, si visibilizarse ante ellos es conveniente o no. Cuando se tiene una madre (o un padre) de ochenta años, muy homofóbico, que prácticamente desconocieron todo de nosotras (o lo más esencial de nuestras vidas) ¿Vale la pena?.

Respecto de los padres más jóvenes y menos conservadores, hay una dignidad esencial para respetar en ellos: si les privamos de un aparente "disgusto o dolor" no estamos respetando su adultez y su derecho a transitar un proceso propio, aquel que disuelva su homofobia residual. Si callamos para "protegerlos", nos estamos convirtiendo en "padres de nuestros padres" y subvirtimos los roles. No me lo parece. Cada cual tiene derecho a que se respete su tránsito a la madurez, y eso involucra a los padres.

Un beso...

2 de abril de 2010, 0:24

Fe de Erratas: Subvertimos los roles.

2 de abril de 2010, 0:25

Yo no soy lesbiana, así que hablo desde la ignorancia. Pero creo que la gente cercana que te rodea y te quiere, nunca tendrá problemas en asumir esa realidad. El que no lo acepte, es que no merece la pena.

2 de abril de 2010, 0:26

Aida:

Justamente Aida, nunca nos cansamos de repetir en este Blog, una consigna sumamente liberadora: "Si tus amigos no te aceptan ¿para qué quieres amigos así?".

Los que te rodean y quieren, también tienen un impacto incial...En breve subiré un post instructivo sobre "Cómo salir del Armario", Parte I, II y III, destinado, sobre todo, a los más jóvenes.

Un beso!

2 de abril de 2010, 0:33

Hola Maga!!
Bueno, yo encajaría dentro del perfil de Julia, peroooo...sin hijos y sin ganas de quedarme sola. Por lo tanto, desbaraté mi cómoda vida, la puse patas arriba y comencé de cero.
Lo más duro?? mi madre y el terror a hacerle daño. Y pensándolo detenidamente, lo que la hizo sufrir, fue el dichoso "qué dirán"
Lo más grande?? que lo aceptó plenamente y que adora a mi pareja. Muchos fines de semana se viene a dormir a nuestra casa, nos vamos a cenar a un local de ambiente dónde todo el mundo la conoce y la tratan con un cariño inmenso. Y para colmo de mi felicidad, desde el año pasado, incluso nos vamos juntas de vacaciones.
A mi sólo me preocupaba el daño que podía causar en mi familia. Eso me atormentó hasta límites insospechados. Después de que mi madre lo supiera, nos distanciamos durante un año. Ella se obcecó en su miedo y yo en no dar ni un solo paso atrás. Al final, pudo más el amor mutuo que nos profesamos.

2 de abril de 2010, 3:11

Yo vivo en un armario de puertas abiertas, cuando quiero salgo, cuando quiero entro...sin más. Depende del receptor, no me complico.

2 de abril de 2010, 3:38

Excelente post! Yo también fui un poco como Julia pero sin llegar tan lejos. Cuando quise salir, lo que más ruido me hacía era el hecho de haber mentido tanto, tan bien. Creo que es la primera vez que veo que alguien habla de eso, qué bueno!

Te tiro la data, por ahí te sirve para el manual de instrucciones, jajaja...

Antes de hablar con mi familia hice un listado mental de todas sus conductas homofóbicas, de los comentarios, de las miradas. Y antes de que me pudieran echar culpas prendí largué todo el rollo, supongo que para compartir la culpa. Si lo pienso ahora no sé si lo haría así, porque ya no es un conflicot para mí. Pero creo que sirvió en ese momento para que no fuera "mi problema" y para acompañarnos en el proceso de aceptación. Además, no deja de ser cierto que las mentiras eran compartidas.
Saludetes! :)

2 de abril de 2010, 6:21

(El "prendí" está demás, había escrito "prendí el ventilador" y después me arrepentí :P)

2 de abril de 2010, 6:22

Hasta los pelos:

Llevar una "cómoda" vida heterosexual, infeliz, pero establecida y desarmarla, requiere de mucho valor y deseos de no seguir sufriendo.¡Bien por tu madre! Cuando las madres comprueban lo bien que somos cuidadas, protegidas y amadas por una mujer, suelen aceptarlo. Aunque en tu caso, el proceso haya durado un año ¡Felicitaciones!

Alson:

Muy bien, si te gusta entrar y salir del Armario a voluntad y no te trae complicaciones ¡Adelante!

Rana:

Sí...el post apunta, justamente,a ese miedo por revertir tanta buena mentira sostenida por años. Me alegra que te hayas sentido identificada.

Salir del Armario con enojo no es recomendable. Mejor decirlo cuando estamos calmadas y no al borde de un estallido. Pero si la estrategia te resultó, mis felicitaciones, también. Cuando ambas partes sostienen una mentira implícita, un pacto de silencio, -de no preguntar para no saber- se camina la ruta inversa. Y ambas partes deben hacer concesiones mutuamente, hasta reunirse en la mitad del camino.

Un beso a las tres! Como vemos, tres estrategias distintas, pero todas exitosas.

2 de abril de 2010, 8:57

Creo que tuve un poquito de Julia, un poquito de Vane y definitivamente todo de Natalia.

Cuesta salir, pero de a poco, cada una a su ritmo y según sus tiempos, perdiendo de a poco los miedos, ganando seguridad...

Creo que con esta forma de comunicación unas nos ayudamos a las otras.

Besos

2 de abril de 2010, 9:42

Maga, la verdad no se quien fui de todas (o si fui alguna o un poco de todas), pero me contestaste un interrogante que hace dias me esta talandrando la cabeza, es por una amiga que hace poco confirme que es lesbiana, y me senti mal porque no confio en mi, se la banco sola?
En mi caso cuando me di cuenta fui de frente deje a mi novio (de ese moento) con casa y fecha de matrimonio y vivi lo que sentia, sin mentiras, pero ahora entiendo un poco lo que le paso a mi amiga o le pasa creo..
Me gusta tu blog y me voy rapidito porque me dieron ganas de escribir en el mio sobre esto jajja
Besos

2 de abril de 2010, 10:36

Las cuatro podrían estar dentro de armario. Desgraciadamente y aunque parte de la sociedad ya lo acepta, aún hay mucho tabú en la condición sexual de las personas. No terminas en ciertos núcleos de aceptarse aquello que no es lo tradicionalmente "normal".
Esperemos que poco a poco no "anormal" entre dentro de lo "normal" y cada uno pueda hacer su vida según sus tendencias.

Respecto a tu pregunta sobre mi plantilla es esta Middle Light
Este es el original que saqué de Template Blogger, pero le hice algunos cambios en el color de fondo y las dimenciones editando HTLM.
Si tienes alguna duda me preguntas. En mi perfil aparece mi dirección de email.

Un abrazo

2 de abril de 2010, 10:45

Pao:

Esa es la idea. Un post que pretende ser interactivo, para ayudarnos mutuamente. ¡Imaginate la cantidad de lectores/as que, dentro del Armario, se ven reflejad@s en estas historias.

Yiya:

¡Con cuánta más razón podés, ahora, entender a tu amiga! El que se silencia, inevitablemente siente culpa. Hay que ayudarl@, sin recriminaciones, a ser él/ella mism@.

Verdial: Gracias por los datos de la Plantilla. La tendré muy en cuenta a la hora de renovar mi Blog.

Un beso.

2 de abril de 2010, 11:33

yo salí del placerd en la primera hora y sin dramas, siento que es algo generacional, tengo 27 y es más fácil desde hace unos años, me indigno cuando chicas que la tienen muy clara no se visibilizan por comodidad,
pero... el tema es este: hace un tiempo salgo con una mujer de 40, una historia free y no ceo que de para pareja, pero la adoro, una divina, ella fue visible de joven, luego se casó y tuvo hijos y no habiitó su pasado, los hijos no saben su pasado, se separa y... aparezco yo! sus hijos son copadísimos y ella tiene muchos amigos gay, pero no lo dice de ella, porque implica, dice, abrir su sexualidad y no su identidad con los hijos, porque aun no tenemos pareja sino algo abierto como dije. el papá de los niños sabe y todo bien pero piensa que es pasarles un mambo a los chicos decirle que si no hay pareja, se debe callar, y aca me da la duda, cual es el limite entre sexualidad íntima y identidad?

no sé, creo que e suna duda tan grande que lo escribo para entender mejor que esta bien y que está mal en este caso!!! y si alguna pasó lo mismo, traerla corriendo a ella para que lea también!!

saludos, relindo blog!!!

2 de abril de 2010, 12:05

Hola a todas!!
Yo he asumido desde siempre que me gustaban las mujeres asi que aunque no hubiera salido del armario siempre me he sentido en armonía conmigo misma y mis sentimientos; de todas formas desde que estoy fuera del armario al casi 100%, soy mucho más libre y me siento más capaz de ser yo misma frente al mundo.
Se lo dije a mi madre a raiz de que mis padres se separaron y entonces mi mamá odiaba al género masculino, y me dijo: !!!tu nunca dependas de un hombre!!! y ahi me lo puso en bandeja jajajaja!!!!
un beso a todas y felicidades Maga por este gran blog!!!!

2 de abril de 2010, 12:57

Sofía:

La respuesta a tu pregunta sería, si ella tuviera una relación "free" con un hombre en lugar de una mujer ¿se lo diría a sus hijos o lo ocultaría? Porque si se trata exclusivamente de preservar su intimidad sexual y no su identidad sexual, debería guardar silencio en las dos situaciones por igual. Creo, además, que sería oportuno que su ex esposo acompañase, eventualmente, la decisión de transparentar su orientación sexual sin crear más tensiones. Con buen diálogo es practicable, ¿No te parece?

Un beso Sofía...y si querés me volvés a contar como se desarrolló la charla con tu mujer.

2 de abril de 2010, 13:39

Asphirada:

Tu caso me hizo sonreir...¡seguro que no dependerás de un hombre!...((tu mamá no pudo habértelo hecho más fácil))

Me alegro que vivas tu libertad plenamente, tanto que te sientas integrada y segura en todas tus relaciones interpersonales. Puedo comprenderte perfectamente.

Un abrazo!

2 de abril de 2010, 13:44

Me encantan este tipo de Post, que nos ayuden mutuamente, que nos generen lluvia de ideas...
Yo todavía estoy dentro, aunque ya lo saben algunas pesonas y como dices, "hay que atravesar un largo proceso". Pero sucede que quienes ya han salido a veces se desesperan con los que seguimos dentro, pero yo creo que todos tenemos nuestros tiempo, y eso también es respetable :)

A veces hace falta solamente, algo como esto... un "empujoncito"

Gusto en conocerte. Me encantó leerte.
Un abrazo
Marlene

2 de abril de 2010, 21:58

Marlene:

El gusto es mutuo y compartido. ¡Bienvenida!

Creo que uno de mis futuros post -"Instrucciones para salir del Clóset"- puede ayudarte. Seguramente lo eleve en tres entregas.

Un beso...

3 de abril de 2010, 2:56

Me gusta esta entrada, y podría ubicarme en la piel de una Julia.
Salir del closed, no solo tiene que ver con la sexualidad.He estado dentro de un closed y se me ha ocurrido salir de él caiga quien caiga y cueste lo que cueste. Lo mas sorprendente fué que la rebelión iniciada para ser auténtica en mis sentimientos y deseos a quien mas le ha costado es a mí y quién mas veces ha caído y se ha levantado como pude, he sido yo misma. El afuera se queda mirando y suele hacer un gesto resignado al suponer que sigo siendo un poco loca.

3 de abril de 2010, 11:32

Magah:

Dices que salir del closet te ha costado más a ti que a ninguna otra persona. Existe algo llamado homofobia internalizada -no sé si es tu caso- donde la persona homosexual lucha contra su propia homofobia. Es decir, lucha contra su naturaleza.

¿A ésto te refieres? ¿Te ha pasado de sentirlo?...

Un beso.

3 de abril de 2010, 11:46

Ay que me pegó!!!Me sentí identificada con Celeste...y pago caro semejante mentira, porque mientras la juventud se me va mientras estoy sentada frente a la pantalla tratando de matar las ganas de vivir las cosas como son y como cualquier persona de mi edad.
Salí del closet, se lo dije a: gays, lesbianas; amigas de siempre y a un amigo que es como un padre. Para el resto soy esa persona introvertida y amargada que se la pasa horas frente a la pc, pero no creo poder decírcelos, supongo que me seguiré ahogando en la mentira que cada día me asfixia más.

Muchos besos Maga!!!!!!!!

3 de abril de 2010, 16:00

Alicia:

El personaje de Celeste no tenía amigos que lo supieran. Por lo menos -y no es poco- tus mejores amigos lo saben. Cuando tengas pareja, me parece, podrás anunciárselo a tus familiares. Siempre es más fácil cuando no estás sola. No te angusties y piensa que has decidido ocultar tu identidad de manera provisoria. Creo que pensarlo así, aliviará la tensión.

Te retribuyo el abrazo!

4 de abril de 2010, 2:50

Mi historia se parece mas a la de Julia, cuando me enamore de una mujer cuando ella decidio viajar medio mundo para estar conmigo fué que salí del closet con la filia, pensé que seria mas fácil decirles primero a mis hermanos, después a mis amigos íntimos y jamás a mi madre; al igual que la mayoría, para no lastimarla...ohhh grave error, mi hermana no quiere saber de "esa vida mia", dice que "Me quiere mucho que nunca voy a dejar de ser su hermana, pero ... no quiere ni saber ni conocer a la mujer que amo, si fuera hombre no habría problema" (sic), mi hermano ni se molesta en hablarme, mi madre se dió cuenta que era inmensamente feliz con "mi amiga", me dice, con M sonries, ya estabas muerta en vida, ya lo sé y si ella te hace feliz, adelante hija que yo voy a querer a quien te haga feliz. Mi mejor amiga me dejo de hablar por un tiempo, ella ya me habia dicho que era homofóbica en charlas anteriores, un día me llamo y me dijo...B, eres mi amiga y no te voy a dejar pasar sola por esto, igual lo que seas me dí cuenta que no me importa, eres mi amiga.

4 de abril de 2010, 9:04

Yaz:

Tus hermanos son lesbo y homofóbicos, por lo que contás. Una pena en gente joven que, se supone, debe ser más abierta y progresista.

Muy bien tu madre (salir del Armario nos depara sorpresas agradables ¿verdad?)

Te felicito!

4 de abril de 2010, 10:18

Maga y si que nos da sorpresas el salir del armario, cuentas con quien menos lo esperas.
Y si una pena que mis hermanos no lo acepten, espero que el tiempo les haga cambiar de parecer, por via de mientras tengo que salir mas, conocer mas, tarde muchisimo tiempo en asumirme y no es que quiera comerme el mundo pero... si quiero conocer ver todo ese mundo perdido para mi.

Besoooos

4 de abril de 2010, 17:09

Por suerte en mi caso mi mama escucho una charla telefonica y me ahorro el gran problema de mi vida adolecente que era como iba a juntar valor algun dia para decirselos...gran quilombo por un tiempito, pero la vida dicto que estuviese en pareja junto a esa misma mujer durante 19 años...con lo cual creo que todos se olvidaron que yo era lesbiana,...el problema fue cuando me separe...fue y aun lo es, como volver a salir del closet ahora a los 40 años...antes estando bien en pareja no habia necesidad de andar aclarando todo a todo el mundo (yo no sentia necesidad de aclararlo)...pero estando mal por la separacion, con mi animo por el piso y mudanza (y division de cosas)...hay que dar algunas explicaciones. Estoy REALMENTE ahora saliendo del closet con amigos, trabajo y demases. Es muy raro salir dos veces del closet y mas raro es hacer el proceso de aceptacion con uno mismo dos veces....enfrentar en libertad real, de adulta el ser lesbiana y como relacionarse de nuevo, como conocer gente, etc.

4 de abril de 2010, 21:20

sin dudas que ella no se los diría si saliera con un hombre en algo free, la diferencia, vemos ambas, que al ser yo mujer comparto muchos momentos, con un hombre las cosas suelen darse distinto, nosotras además de amantes somos amigas, como amiga me conocen los niños y eso a veces me hace ruido... pero es cierto que no le diría nada y su ex, un copado, apoyaría si ella tuviera algo más comprometido, pero parece que lo que hace ruido es hablar de amantes con los hijos...
puede que tenga razón

4 de abril de 2010, 22:11

Yaz:

¡Bien dicho! Recupera el tiempo perdido y comienza a recorrer todo ese mundo que te está esperando. Hay amistades y relaciones que sólo fuera del Armario puedes encontrar.

La agartija:

¡Qué interesante historia! La separación luego de 19 años de pareja. Muchas personas dicen, como vos, que "no sienten la necesidad de aclarar nada de sus vidas". Pero en realidad, creo que se trata de no querer (o no poder) salir del Armario de forma total. Fijate que cualquier pareja hétero, si se separa, es comprendida por sus jefes y compañeros de trabajo. Ahora que atravesás un divorcio, una mudanza, divisiòn de bienes ¿no te gustaría un poco de ayuda y mayor comprensión?. El tema laboral es importante: cansa mentir, por años, y apelar a la excusa:"salgo de vacaciones con una amiga", o si se enferma tu compañera, no poder solicitar licencia por "familiar enfermo", ni tramitar tu seguro de vida a su nombre, al igual que la obra social. En mi trabajo lo saben, perfectamente, y gozo de todos los derechos sociales que menciono. Mi seguro de vida está a favor de mi pareja, si me enfermo, le conceden licencia laboral para cuidarme etc.

((Salir del Armario no sólo es importante, sino necesario por estos detalles. Hay que vivirlo para darse cuenta))

Sofía: Tu pareja, estés vos a su lado o cualquier otra mujer, sea una relación free o no, vive dentro del closet. Cuenta a favor la comprensión de su ex marido y seguramente, de sus amigos, para cuando decida asumir su identidad.

Visibilizarse y transparentar su orientación sexual y amatoria es un proceso individual que sólo ella podrá decidir. Mientras no lo haga, una parte esencial de su ser permanecerá oculta. Trata que no te afecte.

Un beso a las tres.

5 de abril de 2010, 3:27

Yo soy una Julia...casi. Siempre supe que me gustaban las mujeres, pero no conocóía a ninguna lesbiana y la edad hace mucho en esto.
Me casé, después de constatar que cuando le decía a una mujer que me gustaba estar con ella, o la acariciaba, huía de mí como de la peste.
Mi marido me quiere y sabe (después de experiencias muy desagradables y traumáticas) que me gustan las mujeres.
No miento en entornos de amistad, pero no lo cuento abiertamente, porque perjudicaría mi "cómoda" vida hetero.
No estoy satisfecha, pero no tengo fuerzas para salir del armario sin una mujer a mi lado.

5 de abril de 2010, 6:09

Marigel:

¿Cuántos años tienes? Estar casada con un hombre y al mismo tiempo, esperar a una mujer parece muy difícil. Vivir dentro del armario te imposibilita conocer lugares de ambiente y mujeres lesbianas. Casi puedo adivinar que la mayoría de las mujeres que te gustan son heterosexuales. De allí el rechazo que relatas.

((Marigel: No dejes pasar la vida))

Un beso...

5 de abril de 2010, 7:09

siempre cuando jugaba a la flia jugaba que era el hombre... y nunca lo vi raro, hasta mis 16 q me di cuenta que me gustaba mas de una flaca del secundario... y despues de ahi, pues bueno, no paso mucho tiempo para que todos se dieran cuenta.. dificil con los familiares pero nada de morirse...creo yo...

6 de abril de 2010, 0:02

Los heterosexuales no hacemos una declaración de nuestra sexualidad pero, a través de nuestras actitudes naturales, lo mostramos. Una mano cogida por la calle, un beso en el parque, una presentación de una novia en casa ... Quizás, esa naturalidad, sea la mejor manera de "salir del armario" Y es que ser homosexual no debería ser nada del otro mundo. Para gustos colores.

9 de abril de 2010, 3:44

A ver, yo estoy entre Vane y Natalia, soy extremadamente femenina y cuando se acercan chicos, los evado de inmediato, es como un acto reflejo, (no me atraen mucho) y mi excusa favorita, no tengo tiempo para tener novio, el trabajo. Cuando me di cuenta de lo que me pasaba, lo que sentia y que podía ser lesbiana, tuve un ataque de terror total, luego vino la negación , despues medite sobre esto y ahora se que no puedo cambiar lo que siento a veces,( no me he enamorado de ninguna mujer aún, tampoco de un hombre)aunque se me acercan muy atractivos, tampoco conozco personas con esta preferencia, osea!!! lo que si se es que siento diferente

3 de agosto de 2011, 12:58

Romi, leí tu comentario y me vi un tanto reflejada; me imagino que como muchas otras que creemos que no hay muchas personas "como" nosotras, con nuestros gustos y preferencias. Sin embargo déjame decirte que es tan solo "querer" ver, hacerle mas caso a nuestro "radar". Ahora me doy cuenta que en mi trabajo habemos muchas mas de las que yo imaginaba.
Mientras sal a tomarte un café, si puedes a una cafetería de ambiente, que muchas hay solo es dar el paso y asomarse al mundo.

Un beso

4 de agosto de 2011, 7:12

Hola Yaz, lo que pasa tambien es que soy nueva en este camino y no se, supongo que es un poco de miedo a la novedad pero bueno,aca voy, de tener un avance les contare.

4 de agosto de 2011, 22:22

Hola Romi, tanto tiempo sin entrar por estos lares.

Que cuentas de nuevo, ¿te atreviste a ir a una cafeteria, a bailar o algo.?

¿Hay avances, que novedades tienes?

Un Beso

14 de mayo de 2013, 13:43

Publicar un comentario